Grandes cambios parecen estar agitando el mercado de turbinas eólicas. Las empresas extranjeras respaldan a China debido a la dinámica por utilizar internamente la tecnología más desarrollada. Al mismo tiempo, China está buscando expandir sus ventas de turbinas de viento en Europa. La empresa española Acciona recientemente ha abandonado la China en gran medida porque el mercado chino se centra en aumentar el desarrollo de su propia tecnología de turbinas de viento.   Ahora, China ha desarrollado un nuevo tipo de turbina eólica que es supuestamente más sencilla y tiene costos muy bajos de mantenimiento y está tratando de exportar esta tecnología a Europa. La nueva tecnología fue anunciada la semana pasada por la Asociación China de ciencia y tecnología. Las turbinas se basan en un diseño de eje vertical en lugar del diseño común de eje horizontal.  Parece como si China está tratando de revertir su evolución de importaciones y exportaciones actuales de turbinas de viento. Actualmente, China tiene más de 100 fabricantes de turbinas de viento, que en su mayoría dependen de tecnologías básicas de compañías extranjeras como Suzlon y Vestas. Sin embargo, el país ya ha empezado a comprar cada vez más de los productos de empresas chinas y ahora está tratando de hacer lo mismo con la tecnología China que tiene los derechos de propiedad intelectual.   Al parecer, esto no es nada nuevo en la industria de energía renovable en China. China ya ha desarrollado un mercado fuerte de exportación de paneles solares con 95% de sus productos dirigidos a Europa y Estados Unidos.

Anuncios