Machu Picchu, la ciudad sagrada de los incas, tiene un magnetismo raro, pero apaciguador, calmado e induce a la meditación, es energizante.

image

Anuncios