Hay un cambio, un cambio en marcha que está afectando todos los aspectos de nuestra realidad. Este cambio nos está alcanzando de modo que nuestra imaginación no puede  entenderla y que ahora estamos en medio de experimentar. Este cambio está afectando todos los aspectos de la vida en el planeta; estructuras políticas, sociales y económicas, el medio ambiente, cada institución, las guerras, cómo vemos nuestras relaciones, nuestro trabajo, cada pensamiento y cada sensación. Está alterando el tiempo, nuestra memoria, nuestro ADN, el cableado de nuestros cuerpos físicos y emocionales, nuestras creencias, nuestras percepciones de las cosas buenas y malas y especialmente nuestra conciencia de lo que es posible.

El cambio se compone de enormes ondas magnéticas ( luz) que contiene grandes cantidades de información e instrucciones. Estas ondas afectan nuestro ADN, actualiza los sistemas corporal,  emocional y mental. Estas ondas de luz están activando la cuarta y quinta dimensión, alineándonos con una elevada conciencia. Este cambio esta proporcionando nuevos entendimientos de cómo vivir nuevamente en armonía unos con otros, el medio ambiente y todo lo demás. Sin embargo, entre este nuevo Cielo en la tierra y donde actualmente estamos, definitivamente hay una transición.

Esta transición, tan emocionante y maravillosa como es, está creando dificultades para muchos. Estas dificultades se producen a un ritmo muy rápido y así continuamos sosteniendo nuestras creencias de tercera dimensión y muchos hábitos como verdades. Seguimos defendiendo lo correcto y lo equivocado, juzgamos a los demás por sus acciones o los corregimos porque “sabemos más”. Estas acciones pertenecen a la tercera dimensión y deben ser liberados. Mientras sigamos sosteniendo estas limitaciones, experimentaremos los efectos de este cambio dentro de nuestro cuerpo físico y emocional.

Al abogar por nuestras limitaciones y aferrarse a las antiguas creencias que ya no nos apoyan, creamos una resistencia u obstrucción dentro de nuestro sistema corporal creando muchas molestias. La realidad de la tercera dimensión como la conocemos está cambiando. Resulta mucho más grandioso, alineado y balanceado, moverse hacia una conciencia superior. La humanidad está despertando y lo hace, las viejas estructuras que han apoyado la dualidad,  la separación y han controlado las masas con el miedo se está desmoronando.

Esta nueva luz encuentra su camino en cada rincón de la oscuridad, los que viven dentro de la oscuridad están empezando a retroceder, reaccionan y se vuelven muy ruidosos. Ellos gritan más fuerte para mantener el statu-quo. Ellos están creando desequilibrio, guerras, fracasos económicos y muchas otras distracciones para evitar que este cambio ocurra. Por un corto tiempo, estarán muy fuertes, generando mucho temor en su intento de evitar este cambio. Como esta nueva luz fluye dentro de cada uno de nosotros, ahora estamos recibiendo nueva información, oportunidades y opciones, que no estaban disponibles para nosotros en el pasado. Estas opciones están permitiendo ahora que cada uno de nosotros sobrepase al miedo, la distracción y la separación. Por medio del campo magnético de la tierra, realineando los campos de energía personales,  estabilizando el punto de atención y concentración, usted se mantendrá  seguro, exitoso y feliz mientras dure el cambio.

Jim Self, international teacher, speaker and author in the field of spiritual development

http://www.masteringalchemy.com

Anuncios