Guide for Energy Star in BuildingsEn las casas esta el corazón de la sociedad, las personas tienen mucho más electrónica en sus corazones de lo que puedan creer. Cuando la gente piensa en electrónica, lo primero que le viene a la mente es una sala de cine en casa, o quizás los grandes electrodomésticos en la cocina. Sin embargo, casi todos los sistemas en una casa que usa energía eléctrica tienen un sistema electrónico de algún tipo. El objetivo de muchos de estos dispositivos  o sistemas electrónicos es proporcionar un mayor nivel de comodidad, o  reducir el consumo de energía, o ambos.

De hecho en las casas se consumen mucho menos energía que en los edificios de departamentos o comerciales. En los  Estados Unidos, por concepto de ahorro energético,  el consumo de energía doméstica disminuyó de 21.098 trillones BTU en 2006 a 19.062 trillones BTU en 2010, mientras que en edificios se continuarán utilizando una cantidad significativa de energía. Esto equivale a un costo en los Estados Unidos de más de 200 trillones de dólares al año.

Una de las formas para evaluar cómo es de eficiente la energía  en un edificio, es recurriendo a la calificación Energy Star. Al igual que una TV, lavaplatos  o refrigeradora, un edificio también puede obtener una certificación de Energy Star (  edificio amigable al medio ambiente y con implementaciones operativas de eficiencia y ahorro energético) . En 2010, en los Estados Unidos la ciudad con mas edificios calificados con la Energy Star Certificate fue la ciudad de Los Angeles, donde más de 500 edificios cubriendo más de 100 millones de pies cuadrados de espacio, ahorran  más de 100 trillones de dólares al año. En donde, la mayor participación de consumo de energía es la calefacción con un 36%, seguido por iluminación en 21% y luego un 7% de agua.

La temperatura en grandes áreas debe ser regulada a través de un Control de Temperatura,  para garantizar la coherencia a lo largo de un edificio que requiere refrigeración o calefacción en espacios a pesar de que las personas pueden o no estar  y es especialmente problemático en edificios con techos más elevados que en cualquier casa. También toma mucho más tiempo  cambiar la temperatura en un espacio más grande, lo que significa que la variación entre horas  operativo y horas fuera de servicio  debe ser relativamente similar.

En USA, la calefacción y aire acondicionado representan el 54% de los costos de energía doméstica y los termostatos programables pueden reducir ese consumo. En casa un termostato programable, especifica la temperatura dependiendo de la hora del día y considera además  cuando no hay nadie, esa especificación logra un sustancial ahorro de energía doméstica. Sin embargo, se requiere que el sistema sea configurado correctamente, caso contrario el termostato puede tener un menor o incluso negativo impacto. Este fue el motivo para que Apple diera inicio al termostato programable, el Nest Learning Thermostat se programa para vigilar el ajuste de la temperatura y reconoce las horas en que no hay nadie en casa a fin de controlar automáticamente el clima. Dicho sea de paso, puede ser controlado y modificar la especificación  desde un Smart Phone o Ipad. 

 La  iluminación representa aproximadamente el 17,5% de todo el consumo mundial de electricidad. Pero en el Perú, el factor iluminación en casas y edificios supera el 50 %, afortunadamente se han producido avances considerables en la iluminación en los últimos años y la forma más sencilla de ahorrar por este concepto es sustituir los focos incandescentes con focos LEDs, que disminuirían el consumo de energía por 10 veces el consumo normal. Sin embargo, hay otras opciones que se están aplicando para reducir aún más el consumo de energía, tales como controles de iluminación inteligente. Por ejemplo, un sensor de movimiento puede detectar cuando alguien entra en una habitación y encender las luces, después de un período sin movimiento, cuando las personas han abandonado la sala, las luces se apagan; el ahorro de energía se da por no tener las luces encendidas en forma continua. También dependiendo del diseño, los controles pueden detectar la luz ambiental y ajustar la luminiscencia para reducir consumo de energía cuando no es necesario iluminación completa.

En los edificios modernos resulta fundamental implementar controles inteligentes de iluminación ya que representará un 27%  de los gastos compartidos de iluminación. Por supuesto, es mucho más fácil poner iluminación inteligente en los nuevos edificios que readaptar las estructuras existentes, ya que a menudo no es posible encontrar  empresas, que se ocupen de la opción de adaptación.

La otra aplicación  que se está dando, es la forma en que se mide el consumo de energía. En lugar de hacer mediciones presenciales y manualmente, que resulta en altos costos de mano de obra y tiempo, los sensores inteligentes hacen mediciones de la cantidad de energía utilizada en tiempo real y trasmiten a través de Banda Ancha a un centro de control y medición y proporciona con mayor exactitud a las empresas utilitarias la cantidad de energía que necesitan generar o comprar de otras zonas en caso de alta demanda.

Además, los medidores inteligentes permiten evaluar los costos en tiempos fuera de uso, los costos superiores durante los tiempos cuando la demanda es mayor y como se reducen durante las horas fuera de uso. Por ejemplo, durante el verano, entre las  11:00am a 5:00 pm los usuarios pagan una tasa de alta demanda donde los edificios funcionan con aire acondicionado, que consumen grandes cantidades de energía, mientras que durante el mismo período de tiempo durante los meses de invierno la calefacción es considerado como consumo de demanda media. Sin contadores inteligentes, diferenciando los tiempos de como se consume la energía no sería posible.

En los próximos pocos años será un hecho los gastos importantes para instalar contadores inteligentes para medición de  energía eléctrica,  para iluminación, termostato programable para Calefacción y aire acondicionado, la incidencia de la iluminación directa y no general, etc.

Anuncios